Sí a la practicidad! congela tu masa de croquetas y disfruta de deliciosas recetas en minutos

0,0
Valorado con 0,0 de 5
0,0 de 5 estrellas (basado en 0 reseñas)
Nutribullet® Smart Touch Blender
panificadora moulinex
monsieur cuisine

Se puede congelar la masa de croquetas y esto nos brinda la oportunidad de disfrutar de deliciosas recetas en minutos. Siempre buscamos la practicidad en la cocina y qué mejor manera de lograrlo que teniendo nuestra masa de croquetas lista para usar en cualquier momento. Al congelarla, no solo ahorramos tiempo, sino que también podemos disfrutar de este plato tradicional en cualquier ocasión sin complicaciones. Descubre cómo aprovechar al máximo esta técnica y sorprende a todos con tus croquetas caseras en poco tiempo. ¡No hay excusas para no disfrutar de este delicioso manjar en cualquier momento!

¡Congela la masa de croquetas y disfruta de su sabor en cualquier momento!

  • 500 gramos de harina de trigo
  • 1 litro de leche
  • 100 gramos de mantequilla
  • 200 gramos de jamón serrano picado
  • 2 huevos
  • Sal y pimienta al gusto
  • Pan rallado para rebozar

¡Congela tus croquetas! Una guía paso a paso para preservar la masa perfecta

1. Prepara la masa de croquetas siguiendo tu receta favorita. Asegúrate de que la masa esté bien mezclada y sin grumos.
2. Una vez que hayas obtenido una masa homogénea, forma pequeñas bolitas con las manos o utiliza una cuchara para hacer porciones del mismo tamaño.
3. Coloca las bolitas de masa en una bandeja o plato lo suficientemente grande para que no se peguen entre sí.
4. Cubre la bandeja o plato con papel film o papel encerado para evitar que las croquetas se sequen o absorban olores del congelador.
5. Coloca la bandeja o plato en el congelador y deja que las croquetas se congelen por completo. Esto puede tardar alrededor de 2 a 3 horas.
6. Una vez que las croquetas estén congeladas, retíralas del congelador y transfiérelas a una bolsa de congelación o un recipiente hermético adecuado para el congelador.
7. Etiqueta la bolsa o el recipiente con la fecha de congelación para poder recordar cuánto tiempo han estado congeladas.
8. Vuelve a colocar las croquetas en el congelador y asegúrate de que estén almacenadas en un lugar plano para evitar que se deformen.
9. Cuando desees comer las croquetas, retíralas del congelador y déjalas descongelar en el refrigerador durante la noche.
10. Una vez descongeladas, puedes freír las croquetas en aceite caliente hasta que estén doradas y crujientes, o también puedes hornearlas en el horno precalentado a 200°C durante aproximadamente 20-25 minutos.
11. Sirve las croquetas calientes y disfrútalas como un delicioso aperitivo o plato principal.

¡Disfruta de tus croquetas caseras congeladas en cualquier momento!

monsieur cuisine
Nutribullet® Smart Touch Blender
Productos La Palma

Otros artículos